jueves, 11 de octubre de 2012

Marco de plata vieja

Ya he dicho alguna vez en el blog que soy un poco "culo-veo-culo-quiero", y por eso la entrada de hoy está dedicada a Pica Pecosa, un blog que me encanta y me da muchas buenas ideas para ir haciendo algunas manualidades. En este caso se trata de un marco Kvill de IKEA, claro, de plástico blanco, que por arte de magia pasa a ser de plata envejecida. Para ello le di una mano de imprimación, para que agarraran bien las siguientes capas. Después di una pintura acrílica color plata, y después lo envejecí todo con betún de Judea. Y éste es el resultado:






Ha quedado más envejecido de lo que me habría gustado, pero era la primera vez que usaba betún de Judea, y he aprendido que es muy difícil trabajar con él, porque tienes que ir muy rápido, ya que se seca casi según lo echas. De todas formas, me gusta mucho el resultado final, y voy a usarlo para poner una foto especial, eso sí, tiene que ser en blanco y negro, para que el efecto antiguo sea total. De momento, sólo para ver el efecto, he puesto esta de mi primera gata, Lola, que como veis se sacó la carrera conmigo :)

8 comentarios:

  1. JEjeje. Esa Lolita!!! Es muy bonito el marco, me gusta mucho, y creo q le iría muy bien, como dices, una foto en blanco y negro, así estilo vintage, con algún fondo de paisaje... bueno, ya nos enseñarás qué pones. Chulísimo! Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Me encanta!! La foto que le han hecho en el cole al peque... quedaría genial!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén!! Anímate a hacerlo, es muy fácil!!

      Eliminar
  3. Muy chulo! Yo quiero hacer algo así a mayor escala, pintando una mesa de centro basurilla para mi hermana. Yo el betún de judea nunca lo he usado tal cual. Para envejecer muebles pintados de blanco lo mezclo con cera de ebanista incolora caliente, que cuando se enfría queda textura cera y es muy cómoda de aplicar y retirar si se te va la mano. Bueno, como todo, es cuestión de ir practicando. Besos!

    ResponderEliminar